¿Cuántos tipos de patatas hay?

Cuántos tipos de patatas hay

La respuesta a la pregunta de cuántos tipos de patatas hay no es fácil si se quiere dar de forma concreta. Sólo en España, a comienzos del pasado siglo, se estimaba que había más de un centenar. Y es que, realmente hay cientos de variedades de este tubérculo de la especie Solanum tuberosum, originaria del Altiplano de los Andes, que se comenzó a cultivar hace ya más de 8.000 años por los habitantes de esta región sudamericana.

No sería hasta comienzos del siglo XVI cuando la “papa” llegó a Europa, de vuelta en las bodegas de las embarcaciones españolas que buscaban conquistar el llamado Nuevo Mundo. Y tardó prácticamente un siglo más en que su cultivo y su consumo se fuera universalizando, hasta convertirse en lo que es hoy en día: un alimento fundamental en muchas dietas y uno de los más consumidos en todo el mundo.

Cuántas variedades de patatas existen

Cuántas variedades de patatas existen

Seguro si has entrado a leer este post es porque quieres saber cuántas variedades de patatas existen, ¿no? Si bien es cierto que son incontables los tipos de patatas que hay, tampoco es menos cierto que con el paso del tiempo su consumo se ha ido concentrando en unas pocas decenas variedades, que han sido las que mejor se han ido adaptando a los cultivos contemporáneos y que ofrecen también un mayor rendimiento ante la producción que se demanda.

Formas de comerla hay prácticamente tantas como variedades se comercializan. De hecho, en función de la receta y de la forma de cocinarla son recomendables unas variedades respecto a otras. Aunque existen tipos con características muy peculiares, entre las más comunes, atendiendo al color que presenta su piel y su carne se pueden agrupar en tres familias rojas, amarillas y blancas.

Patatas rojas

Red Pontiac

Con forma redondeada, su nombre ya da una pista del color de su piel, que suele presentar surco. Eso sí, por dentro tiene una carne muy blanca, con una textura arenosa. Es una de las variedades que mejor aguanta cuando se deja un frigorífico y es versátil en cuanto a su uso para fritura y cocción, por lo que, para muchos, es la ideal para la elaboración de tortillas. Además también combina muy bien acompañada de verduras cocidas.

Ibicenca

De forma redondeada, a diferencia de las dos anteriores, presenta una carne amarilla y muy apreciada en esta isla del Mediterráneo. De hecho, es una de las estrellas de la gastronomía de Ibiza al ser un alimento que combina muy bien con elaboraciones tradicionales como el sofrito payés o con pescados al horno. Por ello, desde hace cinco años, en el Consell Insular d’Eivissa trabaja en su recuperación y promoción en la hostelería, como producto autóctono.

Ojo Perdiz

Y saltamos de un archipiélago español a otro, ya que la conocida como Ojo Perdiz es muy popular en las Islas Canarias, aunque también ha tenido muy buena aceptación en Andalucía, especialmente en Almería. El nombre se debe a los marcados hoyuelos que presenta esta pequeña patata, especialmente recomendable para cocer. De hecho, es una de las preferidas para elaborar las papas “arrugás

Kondor

Es un tipo de patata grande que presenta una forma ovalada y alargada, con una piel roja y lisa, pero también con hoyuelos marcados. Su carne es amarilla clara y tiene una textura harinosa. Y en cuanto a su consumo, es muy versátil, usada tanto para cocción, como para fritura, purés, etc.

Patatas amarilla

Monalisa

Posiblemente una de las variedades más consumidas en todo el mundo por tener un cultivo rápido, su textura y ser versátil  en cuanto a su uso. De tamaño mediano y ovalado, tiene una carne amarilla clara con un tacto suave, con poco contenido en agua y alto en almidón, lo que hace muy recomendable para fritura, pero también tiene un muy buen sabor cuando está cocida.

Kennebec

También llamada patata gallega ya que, en España, en esta región cuentan con el sello de la  Indicación Geográfica Protegida «Patata de Galicia». Junto con la variedad Monalisa, este tubérculo grande, de carne amarilla y sabor fuerte es una de las más consumidas en todo el mundo. Y uno de los motivos de su popularidad es que también son un todo terreno en la cocina, aunque son recomendables sobre todo para asarlas o prepararlas en guisos.

Agria

Que el nombre no te eche para atrás, porque es sin duda la mejor variedad para fritura. De hecho, en el Tío de las Papas es el tipo de patata que empleamos para varias de nuestras especialidades. Y es que, este tipo de patata de tamaño mediano y piel ocre claro, presenta una carne amarilla intensa, con menos cantidad de azúcares, haciendo que al freírla quede crujiente y dorada.

Spunta

Presenta una forma alargada y una carne con un tono de amarillo suave, calificativo que también se podría aplicar a su sabor. También propia del norte de España, suele ser habitual prepararla cocida, como en una menestra de verduras.

Patatas blancas

Frisia

Con una piel muy lisa muy clara y una carne prácticamente blanca, se trata de una variedad muy popular por un alto rendimiento en su producción, adecuada para consumirla frita, dado que su contenido en agua es menor de lo habitual para el resto de variedades.

Blanca de Cernégula

Patata redonda con un aspecto muy irregular por los varios hoyuelos que presenta su piel muy clara en casi toda su extensión. Es una variedad que se quiere consolidar en Granada, hasta el punto de que desde el Parque Nacional de Sierra Nevada y la Universidad de Granada están estudiando la fórmula de realizar un cultivo libre de virus para facilitar su producción.

Universia

Dentro del tipo de patatas blancas es la más comercializada. Con un color de piel amarillo claro y una carne muy blanca esta variedad también es muy versátil, pudiéndose usar para freirla o cocerla.

Otras variedades de patatas

Vitelotte

Su nombre se debe básicamente a color violeta de su carne, mientras que su piel es de un tono oscuro, casi negro. Tienen un alto contenido en antioxidantes y se pueden usar tanto cocidas, para guarniciones, como fritas, preparadas o como aperitivos.

Jesús

Muy habitual en la provincia de Álava , esta patata es de forma ovalada y tiene una piel morada y el color de su carne es azulado. También, como en el caso de la anterior, su presentación es muy vistosa, lo que sumado a su alto contenido en almidón la hacen propia para su fritura. También aguantan la cocción muy bien si se les deja la piel.

Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales <<¡y que no se te olvide pasar por nuestra tienda online!>>

¡Nos vemos en el próximo post!

¿Cuántos tipos de patatas hay?

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
El Tio de las Papas
¡Hola! ¿En que podemos ayudarte?